CategoríaTecnología

Como cuidar la batería de tu móvil

Con la llegada de los Smartphones una asignatura pendiente a mejorar siempre ha sido la batería pero en los últimos años han mejorado mucho tanto las baterías en capacidad como la optimización de los sistemas sobre todo Android.
Antes, lo normal era que con un uso normal la batería a penas te aguantara un día. Las pantallas empezaron a crecer, memorias y procesadores pero las baterías mejoraban a ritmo más lento.

En los últimos años han mejorado tanto que con un uso normal de un teléfono Android por ejemplo, la batería dure dos días.

Hace poco soy usuario de un Huawei P Smart 2019 y uno de los aspectos que me han sorprendido es lo que dura la batería, sin hacer un uso intensivo puedo estar perfectamente dos días sin cargarlo.
En mi iPhone 7 Plus si que noto que empieza a tener problemas de batería, desde que a veces no carga como debe o que se descarga bastante deprisa sin casi usarlo.

Mejor el frío que el calor

Cuando se hace un uso intensivo del dispositivo este tiende a calentarse y esto puede influir en el rendimiento de la batería. Las baterías de ion de litio sufren más cuanto mayor tiempo operan en función.
Hay que evitar exponer el móvil a fuentes de calor, radiaciones o la luz directa del sol durante periodos prolongados. En invierno en el coche es habitual poner la calefacción y colocar el móvil con un soporte en la rejilla por donde sale el calor, esto por supuesto hay que evitarlo.

Intentar no agotar la batería completamente

En los Smartphones, la longevidad de las baterías se mide en ciclos de carga y no en años.
Los datos que nos muestra el Smartphone sobre la batería no son reales, normalmente cuando está a 1% o 0% podría bajar más al igual que subir mas cuando indica que ya ha llegado al 100% pero la realidad es que esos indicadores son los rangos en los que opera con seguridad y en unas condiciones que el fabricante puede garantizar. Es aconsejable evitar que la batería baje por debajo de un tercio y convertirlo en un hábito.

Si no vas a usar el móvil durante días no lo dejes cargado al 100%

Cuando por algún motivo vamos a dejar de usar temporalmente un dispositivo la batería pierde tanto carga como carga máxima cuando no están en uso. Es mejor guardarlos con la batería cargada en torno a la mitad. Es por esta razón por la que cuando son nuevos y los ponemos en marcha siempre vienen con una carga relativamente media o baja.
Las baterías se vuelven inestables cuando se agotan al 0% por eso el fabricante estima un 0% que no es real, porque si una batería se agota realmente se desactivaría y podría dejar de funcionar. Cualquier gadget que tengas que no suelas usar, es recomendable cargarlos de vez en cuando.

Mejor cargas rápidas y cortas

Es mejor no cargar siempre la batería al 100% al igual que no dejar que se descargue por completo, aunque tampoco hay que obsesionarse, pero es más importante el no agotarla que el no cargarla al 100%. Todo el tiempo que el indicador esté alejado del aviso de batería baja se traducirá en salud para la batería.

La carga rápida mejor para las emergencias

Aunque cada vez están saliendo a la venta cargadores más rápidos es mejor evitarlos, uno de los principales inconvenientes de estos, es el calor que generan.
Es por esto que los peores son los cargadores inalámbricos de carga rápida ya que esta carga se produce por inducción magnética y esta genera muchísimo calor que afecta directamente a la salud de la batería.

Calibrar la batería

El porcentaje de batería que nos indica nuestro móvil no es una medida real, solo es una estimación a partir del voltaje que proporcionan sus celdas.
Cuando la batería tiene problemas podemos experimentar saltos en su carga o caídas. Es recomendable calibrar la batería para que la medida de la batería y la carga real sean lo más parecidas posibles.
Si no has agotado en mucho tiempo la batería puedes probar a realizar el proceso de calibración una vez al mes, que consiste en :

  1. Carga la batería completamente.
  2. Descárgala completamente –vale con un uso normal–, de una sola vez, sin cargas intermedias.
  3. Carga la batería completamente, de una sola vez.

Si ya no hay nada que hacer, mejor cambiarla

Si nuestra batería ya no da para más mejor sustituirla por una nueva y dar de esa forma una nueva vida al dispositivo.
Cambiarla nosotros mismos no es demasiado completo y luego hay infinidad de tiendas que lo pueden hacer por ti.
Apple también cuenta con un programa de cambio de baterías pero estas no son muy económicas que digamos aunque sustituirla por una original nos asegura el buen funcionamiento del dispositivo y la durabilidad de esta.

Ultimas consideraciones

El deterioro se va a producir si o si, así que tampoco debemos obsesionarnos. Estas recomendaciones son para intentar alargar la salud de nuestras baterías.

Si tenemos la costumbre de cargarlas por la noche no es necesario ponernos una alarma a mitad de noche para desconectar el cargador. Los gestores de energía de los dispositivos ya se encargan de cortar la carga.

El mito de que la primera carga debe durar muchísimas horas como ocurría en las baterías de Níquel-Cadmio ya no es necesario en las baterías actuales de ion de litio.


Backups de nuestras fotografías

Desde un tiempo hasta ahora me he vuelto un autentico maniático de los backups pero sobre todo lo de los backups de mis fotografías.
Guardamos en nuestros equipos mucha información, alguna menos importante porque la podemos volver a descargar o conseguir y luego están los documentos personales y sobre todo nuestras fotografías y vídeos de viajes y momentos especiales, que en caso de desastre si no tenemos copia no podríamos recuperar.

Fotografía de Patrick Lindenberg

Discos duros externos

Los discos duros externos son la mejor opción y lo ideal es tener al menos dos discos diferentes para realizar las copias de nuestras fotos. Además también sería interesante no tenerlos fisicamente en el mismo lugar, por ejemplo, podemos dejar uno en el trabajo o en casa de nuestros padres. En caso de percance al menos tendríamos otra copia en otro lugar aunque esto también va reñido con tener las copias actualizadas, hay que intentarlo, hacerlas a menudo, es importante.
Los discos duros de 2.5 son muy cómodos, no necesitan alimentación, funcionan directamente al conectarlos al equipo, sin embargo suelen durar menos que un disco de 3.5
Ademas si son USB 3.0 mejor que los anteriores 2.0 por temas de velocidad y rendimiento.
Es recomendable pasar un test de vez en cuando a nuestros discos para ver su estado, en caso de haber algún problema conviene sustituir ese disco por uno nuevo.

Yo tengo dos discos duros, uno de 3.5 y otro de 2.5 además de la copia en el disco duro del equipo.

Copias de seguridad en la nube

Cuando hablamos de copias en la nube nos encontramos con infinidad de servicios interesantes, algunos enfocados a copia de seguridad pura y dura y mas recomendada a profesionales como CrashPlan, Backblace o Carbonite, y otros servicios más conocidos y extendidos entre los usuarios como pueden ser Google Fotos, Flickr, Dropbox, Amazon Prime Photos, Dropbox, Box, OneDrive… etc
Los usuarios de Adobe Creative Cloud tienen 100GB pero para un profesional me parece insuficiente teniendo en cuenta el tamaño de los archivos RAW y de la cantidad de archivos que suelen manejar.

A pesar de tener cuenta en la mayoría de los servicios antes mencionados, para las copias de mis fotografías utilizo principalmente dos servicios.

Amazon Photos (Amazon Drive)

Es un servicio que entra en el plan de Amazon Prime, el cual te permite espacio ilimitado para fotografías, soportando gran cantidad de formatos, (raw, tiff, jpg,..) pero no acepta formatos de video y estos si que cuentan para los 5Gb que realmente dan para lo que no son fotografías.

20 € al año no me parece un precio desproporcionado por 100GB

iCloud

En iCloud tengo un el plan de 50GB por 0,99€ al mes. Lo tengo ya unos cuantos años y ahora se me empieza a quedar ya pequeño. A parte de guardar todo el ecosistema de iOS de mis dispositivos, el propósito principal es tener la copia de todas las fotografías que voy realizando con el iPhone. Ademas, últimamente no estoy utilizando la cámara reflex y mi iPhone se ha convertido en mi principal cámara de fotos.

Otro servicio que he activado hace poco es Google Fotos pero al no elegir la opción de reducir la calidad se me llenaron en nada los 15GB gratuitos con los que cuenta el servicio.

MiniTool Partition Wizard Free Edition

https://www.partitionwizard.com/

La interfaz de MiniTool Partition ha cambiado bastante tanto visualmente como en funcionalidad.

Pese a encontrarnos en tiempos donde la Nube ya está consolidada tanto en las empresas como en los usuarios domésticos, lo discos duros siguen teniendo vital importancia en la vida de nuestros equipos. Antes necesitábamos discos de gran capacidad para almacenar todo lo que descargábamos y coleccionábamos pero ahora casi todo lo tenemos en la nube. Es bastante habitual comprar equipos con un disco SSD de 240GB y con esto suele ser más que suficiente, luego guardamos la información extra pesada en la nube o bien en discos duros externos con conexiones USB 3.0 rápidas.

Entre las funcionalidades que nos encontramos están la posibilidad de recuperar archivos borrados (tarda un tiempo y se puede recuperar siempre y cuando no se hayan machacado los datos), gestionar particiones, analizar el rendimiento y ver la salud del dispositivo…

Por último hay una opción, data backup que te enlaza con un aplicativo de la misma empresa para hacer copias de seguridad.

https://www.minitool.com/backup/shadowmaker-pro.html?from-pw-mainwindow

Otra de las muy interesantes opciones que tiene, es un asistente para migrar tu disco donde está el sistema a otro disco diferente, muy útil por ejemplo si tienes tu sistema en un viejo disco sata y quieres migrar a uno nuevo SSD. Esta opción no voy a probarla pero entiendo que debe funcionar bien.

CrystalDiskInfo. Información sobre nuestro disco duro

Enlace de descarga:
https://crystalmark.info/en/download/#CrystalDiskInfo

Los discos duros no duran para siempre, tienen una vida útil. Siempre he escuchado que los discos duros duran en torno a los 10 años pero eso es muy relativo, depende del uso del mismo. En el caso de los SSD dicen que es bastante menor.

En mi trabajo me he encontrado con discos duros muertos con no demasiado tiempo y también con equipos muy antiguos siempre encendidos en el que los discos duran y duran. En equipos con varios discos, servidores, Nas, etc. con RAID, suele ser habitual que cada ciertos años haya algún disco degradado y me toca sustituirlo. Con las alertas debidamente configuradas, no nos debería pillar de sorpresa.

En nuestros equipos ya sea en casa, o en la oficina muchas veces nos encontramos en total desconocimiento del estado del disco duro, por eso hay aplicaciones gratuitas y sencillas como CrystalDiskInfo que nos ayudan y nos pueden dar el dato de si tenemos que tener especial cuidado con nuestro disco para no perder información.

La aplicación está disponible desde el siguiente enlace:

https://crystalmark.info/en/download/#CrystalDiskInfo

La instalación es rápida y sencilla y la interfaz también es muy simple pese a que nos da mucha información.


El disco SSD en buen estado lleva apenas unos dos o tres años instalado sin embargo el Hitachi de 500GB lleva instalado desde que compré el ordenador y de eso es fácil que haga ya 10 años o más.

De esta forma y como ya suponía, debo tener al día la copia de seguridad de los datos de ese disco en Riesgo.

Cómo crear tu propio sitio web en 3 simples pasos para principiantes

Si estás buscando abrirte a nuevas oportunidades en la red mundial, debes saber que puedes diseñar tu propio sitio web de forma sencilla, sin conocimientos de programación ni diseño y sin gastar mucho dinero.

Parece una locura ¿verdad? Pues no tanto. Resulta que en estos tiempos donde los sitios web se han vuelto parte fundamental de nuestras vidas en tantos sentidos, que nos brindan información, experiencias, ventas, recursos, recetas, noticias y mucho más. Por lo que los recursos para hacer de estos servicios más accesibles son muy abundantes, entonces puedes obtener los beneficios de tener un sitio web de primera calidad con todas las ventajas anteriormente mencionadas.

Si bien crear un sitio web no es algo que se haga sin dedicación, puedes acceder a varios métodos que se intentarán ejemplificar en este artículo. Cuyas opciones pueden variar según tu nivel de conocimientos en el tema. Antes de proceder con los pasos e instrucciones, te brindo una pequeña síntesis de cómo funciona un sitio web en general.

Cuando entras al navegador web ya sea en tu laptop, móvil u otros dispositivos, ingresas una dirección para llegar al sitio en particular que estás buscando, tal y como puede ser: google.com, facebook.com, twitter.com, youtube.com y demás. A estas direcciones se les llama dominios de internet, y por supuesto debes pagarlos para obtener uno propio a elección que no haya sido registrado. Vale aclarar también que este pago es periódico, generalmente anual.

Luego, cuando has ingresado el dominio correspondiente en el navegador, este empezará a visualizar la página web en cuestión, ya que el dominio especificado está asociado directamente con la página web que se encuentra almacenada en un lugar específico en internet. A este lugar en particular se le llama hosting, que en español significa alojamiento, y se trata de una renta de un espacio de almacenamiento en la nube para depositar allí los archivos correspondientes del sitio web completo, sin el cual no hay soporte físico para tener disponible las páginas web. En resumen, estos dos servicios son los que debes pagar como mínimo, aunque existen opciones gratuitas de ambos, pero no son recomendables ya que suelen poner publicidad molesta en tu sitio o lo hace lucir menos profesional.

A continuación, te propongo estos pasos e instrucciones para que puedas crear tu propia página web.

Paso 1| Contrata el hosting:

Para este paso, debes seleccionar un proveedor de hosting para contratar un plan que sea sencillo, por el momento no necesitas de grandes prestaciones de potencia por lo que puedes contratar el más económico y luego ir escalando si así lo deseas.

Por lo general, el precio disminuye al pagar por largos períodos de facturación como anual o trienal, por ejemplo. Esto no significa que si no te gusta el servicio vas a perder todo el dinero, ya que, por lo general, los proveedores de hosting te dan 30 días para probar sus servicios o sino te devuelven lo pagado.

Paso 2 | Compra el dominio:

Lo más recomendable en este caso es contratar este servicio al mismo proveedor del servicio de hosting puesto que la configuración de enlace entre ambos servicios se realiza de manera automática, evitando los pasos intermedios que tendrías que hacer en caso contrario.

Como recomendación general, no uses tipos de dominio extravagantes y poco utilizados ya que generan desconfianza en el público. Si bien estos son más baratos, te recomiendo los de tipo conocidos como: .com, .es, .net, .org

Además, el nombre de dominio que elijas debe ser lo más sencillo y corto posible, aunque también bastante natural, es decir, sin abreviaciones innecesarias ni caracteres extraños. Puesto que la función del dominio es ser recordable para las personas, es en función de ellos que tienes que pensar este nombre.

Paso 3| Crea tu sitio web sobre el servicio de hosting contratado

En esta instancia ya tienes casi todo listo para tener tu propia web, solo necesitas tener el contenido que quieres subir y una plataforma donde crear la estructura. Para esto veremos dos opciones sumamente sencillas.

Opción 1: El creador de sitios (Website builder) que viene integrado en algunos servicios de hosting y que puedes utilizar de forma gratuita contratando alguno de sus planes, como por ejemplo: Hostinger.

Opción 2: Instalar una plataforma como WordPress, la cual no requiere conocimientos técnicos, sino que se controla todo a través de una interfaz de usuario, en este caso muy intuitiva donde podrás crear la estructura de tu sitio, agregar funcionalidad, instalar temas, y hacer cambios de los que se te ocurran ya que se trata de una plataforma de código abierto. Si bien puede ser un poco difícil para un principiante instalar estos sistemas, existen instaladores automáticos dentro de los servicios de algunos proveedores de hosting que te lo harán realmente fácil ya que solo debes elegir qué plataforma instalar, y él se encargará del resto.

Como recomendación personal, te sugiero la opción número dos, puesto que estos sistemas son mucho más robustos y versátiles, por lo que puedes hacerlo evolucionar añadiendo mejoras de forma continua.

Como última sugerencia en base a mi experiencia en la web, te recomiendo que si no tienes buen contenido para aportar, no publiques tu sitio aún. Esto no quiere decir que no debes crearlo, sino que puedes ir construyendo sin que sea visible para el público ya que se pueden ver demasiados sitios web sin ninguna contribución aparente que realmente arruina la reputación para cuando quieras convertirlo en algo funcional. Recuerda que en internet muchas cosas se basan en la confianza y de la reputación se depende completamente, si esto falla entonces no podrás tener éxito en internet sea cual sea el propósito que tenga.