Teletrabajo en tiempos de COVID

Ya perdí la cuenta de los días que llevamos trabajando desde casa, tirando de memoría, creo recordar que desde el 23 de marzo, total unas 6 semanas más o menos con algunos festivos de por medio.

Hubo días buenos y días menos buenos pero la tónica general es tirar de televisión para poder trabajar y que esté entretenida sin necesitar demasiada atención, pero lo malo esto es que cuanto mas tele mas quiere, al final acaba siendo la única forma de entretenimiento, dejando de lado actividades mas educativas o juegos, juguetes e imaginación.

Al principio mientras quedaban fichas del cole era fácil hacer pactos, dibujos por hacer fichas pero llega un momento que se aburren también de las fichas o que simplemente ya no nos quedan y las actividades que proponen en el cole necesitan llevarlas a cabo con un adulto, así que pasan a intentar realizarse en horario de tarde que es cuando acabamos de trabajar y también cuando ella está mas agobiada de estar en casa, nosotros cansados mentalmente, etc…

Mi conciencia empieza a trabajar y a martirizarme. Por una parte sin darme cuenta me auto exijo más trabajo, mas tiempo y más disponibilidad que si estuviera en la oficina y esto hace que me agobie cuando tengo que atender a mi hija descontando el tiempo de las pausas y recuperandolo luego.

Luego también me siento mal por no atenderla como es debido y dejándola pasar tantas horas frente a la tv. No sé es consciente de lo importante que es tener una rutina e ir al colegio hasta que no hay colegio. Me da miedo el mundo que rodea a los niños con nuestros dispositivos móviles, tabletas, televisión a la carta. Consiguen el estimulo positivo tan fácil, sin esfuerzo, que luego con algún juego o actividad que requiere algo de esfuerzo o destreza a la mínima aparece la fustración.

Me viene a la cabeza, con tanta diversión distracción, ¿conseguiremos que le guste estudiar?, o, ¿que sea buena estudiante?
No sabemos que consecuencias tendrá en el futuro de nuestros hijos.

Educar, gestionar emociones, poner límites, pactar, ser justo… es muchísimo más difícil de lo que pensaba, y ahora que pasamos todo el día juntos con esta nueva situación es más difícil. También estamos pasando por unos días muy complicados por temas familiares.

Llegados a este punto en lo que concierne a convivir teletrabajo y niños (única hija en este caso), educar, enseñar, ocio… necesito cambiar algunas cosas en el día a día para tratar de primero no pasarlo mal por exigirme más de la cuenta y tratar de reducir el tiempo de tv aumentando en actividades lúdicas y educativas.

Veremos si lo conseguimos… por lo pronto el poder salir a pasear ayuda bastante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *