Había oído muchas historias de Barrio Alto y tenía muchas ganas de pisar sus calles empinadas.

Barrio Alto es un barrio bastante elevado con respecto a la zona de la Alfama y a la zona de Avenida da Liberdade, no imaginaba como podía ser, lo imaginaba tipo Barrio del Carmen de Valencia, calles estrechas, casas muy antiguas, pero con respecto a la elevación… ¿como puede ser que se pudiera subir al Barrio Alto en un elevador o tranvía tipo funicular?

Caminando desde Marques de Pombal, las calles empinadas incluso las escaleras empezaban a darme a entender el porque se llama Barrio Alto.

Las calles son espectaculares, barrio en forma de cuadricula, calles muy muy largas, donde algunas tienen una severa pendiente hacia abajo incluso con escaleras para a los 150 metros acabar la calle con una impresionante pendiente hacia arriba.

En Barrio Alto hay gran variedad de Restaurantes y bares, está toda la zona de fiesta con muchos pubs, bares, discotecas… las calles se llenan de gente bebiendo en la puerta de los bares. También es muy habitual que te ofrezcan drogas pero para nada me pareció un barrio peligroso.  Me gustó mucho el ambientazo de Barrio Alto, si vuelvo a Lisboa me encantaría alojarme aquí.

También hay un par de Miradores espectaculares desde donde contemplar Lisboa y parte del Tajo como el Miradouro de San Pedro Alcantara.

Cenamos en el Restaurante Cantinho do Rosa y tanto el trato, comida como precio fue espectacular, no pudimos acabarnos los platos de lo grandes que eran. Muy recomendable.