Hace unos días Twitter dio el paso definitivo a OAuth, algo que se llevaba anunciando desde hacía tiempo y que en la jerga internetera había recibido el simpático nombre de OAuthcalipsis, es el fin de la autenticación básica para todas las aplicaciones de terceros que quieran acceder a la API del servicio.

Ahora a la hora de Twittear algo desde alguna aplicación o página web seremos redirigidos a la propia web de Twitter donde aprobaremos o denegaremos el acceso al servicio.

O lo que es lo mismo, la contraseña ya no estará almacenada en ningún servidor externo, todo pasa y todo se controla a través de la propia página.

Este es el motivo por el cual mi Gadget de Twitter en la barra lateral de Google dejó de funcionar bajo el mensaje de Invalid username/password y eso sin tan solo haber intentado el inicio de sesión.