Categorías
Aprendizaje Tecnología

Kindle Paperwhite

Compártelo en tus redes sociales
Adquirí un Kindle para empezar con un nuevo hábito recuperado en épocas anteriores pero que últimamente estaba perdido

En el vaivén de hábitos en mi vida, la lectura siempre ha sido uno bastante irregular, así que no se lo podría llamar hábito realmente. En plena crisis de los 40 he decidido que hay que recuperarlo y convertirlo en un hábito real y esa es la razón por la que esperé a los Amazon Prime days y comprar un kindle rebajado de precio.

Había sido usuario de Kindle en su primer formato el cual no se lleva tanto en cuanto a evolución con sus hermanos actuales. El anterior era un buen dispositivo, ligero, fino, con wifi, altavoces pero sin luz para leer en la oscuridad de la noche por ejemplo.

En el kindle anterior, le fueron apareciendo manchas en la pantalla, era el mejor momento para renovarlo y más aún con la excusa de empezar con un nuevo hábito en mi vida.

Este nuevo kindle me gusta mucho, tiene capacidad de 8GB más que suficiente cuando hay libros que no llegan al MB. Tiene conectividad wifi y su sistema va ligado a la tienda de libros de amazon y al servicio de Amazon Kindle unlimited donde además te regalan 3 meses gratis, posteriormente la suscripción creo que está en los 10€ que no estoy seguro aún si me merece la pena, pero tengo 3 meses para comprobarlo. Los libros que tenía anotados pendientes, hay que comprarlos aún teniendo el servicio.

Creo que poco negativo se puede decir de este dispositivo. En oferta estaba por debajo de los 100€. Le he comprado una funda para protegerlo y en cuanto al hábito, pues ahí ando.. por ahora, en unos 6 días me he terminado un libro que comencé que tampoco era demasiado denso. Por algo se empieza.

Tengo libros físicos, que estoy pensando en venderlos o regalarlos por el espacio que ocupan. No me considero uno de los románticos que disfrutan ojeando, pasando las páginas, de los olores del libro.. etc…

Compártelo en tus redes sociales
Categorías
Apps iOS

iOS. App Archivos, reducir espacio

Compártelo en tus redes sociales

Tanto la app de Google Drive como la de Archivos del propio sistema de apple acaba ocupando muchísimos digas por un algún motivo que desconozco, imagino que temas de cache que no se libera porque realmente no hay archivos sin conexión para que ocupen dichos gigas. La mejor solución es eliminar la aplicación y sus datos para volverla a descargar e iniciar sesión para comprobar que todos esos gigas se han liberado en la memoria del dispositivo y ahora apenas ocupan megas.

Ya se que es una solución bastante radical pero no hay otra, en mi caso tanto en iPhone como iPad tenía casi 20 gigas ocupados entre Archivos y Google Drive que de esta forma se han liberado.

Al volver a instalar la aplicación los datos vuelven a sincronizarse en el acto.

Espero que le sirva a alguien más.

Compártelo en tus redes sociales
Categorías
Sin categoría

Final del teletrabajo

Compártelo en tus redes sociales

Desmontando la locura de mesa de trabajo que he tenido durante más de dos meses teletrabajando y cuidando de mi hija.
La conciliación es una mentira. A nadie le importan las familias y menos los niños. Ni a gobierno ni a empresas #conciliacionEsMentira 

El teletrabajo tiene muchos riesgos laborables y más aún compartido con niños. ‬Hubo días buenos y días malos. Muchas horas de más, siempre conectado y la sensación de no desconectar mentalmente, más autoexigencia, necesidad de aumentar la productividad, sentirse aislado, solo, no pertenecer al grupo, no enterarte de lo que pasa en la empresa, sentir que debes dar mucho más por el hecho de estar trabajando en casa.
Además el desembolso por adecuar el puesto, silla de oficina, reposapiés. Luz, internet… aunque para mi esto último es lo menos importante.

Ojalá la posibilidad de teletrabajo no desaparezca en las pymes pero siempre que sea en las mejores condiciones sin el contexto de crisis que estamos viviendo.

Las empresas deben trabajar bien para que no se produzcan las situaciones de riesgos que he comentado y sobre todo ojalá desde el gobierno se ponga especial atención a las familias y a la conciliación.
Que alguien tenga que renunciar a su trabajo temporalmente por cuidado de hijos y que ni tenga una ayuda o prestación, ni cotice, es muy injusto.

Ojalá todo vaya volviendo a la normalidad. Vuelva el colegio, nos recuperemos poco a poco de esta pesadilla y sobre todo el buen teletrabajo sea una posibilidad muy a tener en cuenta.

Compártelo en tus redes sociales
Categorías
Sin categoría

Que bueno recuperar algo de libertad

Compártelo en tus redes sociales

Primero fueron los paseos con los niños lo cual ya alivió bastante nuestros agobiados cerebros y atrofiados cuerpos. Por supuesto también los de los niños, aunque en nuestro caso creo que tenía yo más ganas de salir que ella. Solo son paseos de una hora pero volver a estar en la calle y en el campo fue maravilloso. Volví a disfrutar de cada detalle. 

Patos en el parque fluvial

Por suerte o por desgracia los días pasan rápido y a los pocos días se abría la veda de los paseos, caminatas, deporte… regulado por un horario para cada rango de edad. 

El primer día ha sido un poco una fiesta pues todo el mundo se lanzó a la calle. Todo el mundo quiere salir a bajar los kilos que han cogido durante el confinamiento, yo el primero. 

Ver una de las principales autovías y entradas a la ciudad prácticamente desierta, impacta y mucho.

Autovía A3

Sin embargo por los caminos entre la huerta estaban bastante animados. 

Bienvenidos a la nueva realidad, pero sea como sea, hay que disfrutarla. 

Compártelo en tus redes sociales
Categorías
Sin categoría

Teletrabajo en tiempos de COVID

Compártelo en tus redes sociales

Ya perdí la cuenta de los días que llevamos trabajando desde casa, tirando de memoría, creo recordar que desde el 23 de marzo, total unas 6 semanas más o menos con algunos festivos de por medio.

Hubo días buenos y días menos buenos pero la tónica general es tirar de televisión para poder trabajar y que esté entretenida sin necesitar demasiada atención, pero lo malo esto es que cuanto mas tele mas quiere, al final acaba siendo la única forma de entretenimiento, dejando de lado actividades mas educativas o juegos, juguetes e imaginación.

Al principio mientras quedaban fichas del cole era fácil hacer pactos, dibujos por hacer fichas pero llega un momento que se aburren también de las fichas o que simplemente ya no nos quedan y las actividades que proponen en el cole necesitan llevarlas a cabo con un adulto, así que pasan a intentar realizarse en horario de tarde que es cuando acabamos de trabajar y también cuando ella está mas agobiada de estar en casa, nosotros cansados mentalmente, etc…

Mi conciencia empieza a trabajar y a martirizarme. Por una parte sin darme cuenta me auto exijo más trabajo, mas tiempo y más disponibilidad que si estuviera en la oficina y esto hace que me agobie cuando tengo que atender a mi hija descontando el tiempo de las pausas y recuperandolo luego.

Luego también me siento mal por no atenderla como es debido y dejándola pasar tantas horas frente a la tv. No sé es consciente de lo importante que es tener una rutina e ir al colegio hasta que no hay colegio. Me da miedo el mundo que rodea a los niños con nuestros dispositivos móviles, tabletas, televisión a la carta. Consiguen el estimulo positivo tan fácil, sin esfuerzo, que luego con algún juego o actividad que requiere algo de esfuerzo o destreza a la mínima aparece la fustración.

Me viene a la cabeza, con tanta diversión distracción, ¿conseguiremos que le guste estudiar?, o, ¿que sea buena estudiante?
No sabemos que consecuencias tendrá en el futuro de nuestros hijos.

Educar, gestionar emociones, poner límites, pactar, ser justo… es muchísimo más difícil de lo que pensaba, y ahora que pasamos todo el día juntos con esta nueva situación es más difícil. También estamos pasando por unos días muy complicados por temas familiares.

Llegados a este punto en lo que concierne a convivir teletrabajo y niños (única hija en este caso), educar, enseñar, ocio… necesito cambiar algunas cosas en el día a día para tratar de primero no pasarlo mal por exigirme más de la cuenta y tratar de reducir el tiempo de tv aumentando en actividades lúdicas y educativas.

Veremos si lo conseguimos… por lo pronto el poder salir a pasear ayuda bastante.

Compártelo en tus redes sociales